Siempre es cuestionable la calidad moral de un artista pero en el caso de Riefenstahl su talento y su capacidad creadora eran innegables  y sus aportes al cine han sido extremadamente valiosos.

Riefenstahl fue innovadora en el arte de realizar documentales con un uso brillante de las imágenes, la música, la edición y la experiencia técnica con tomas en cámara lenta, teleobjetivos, grúas, rieles, planos con múltiples cámaras, etc. Sus documentales, incluso Olympische Spiele u Olimpia, sobre las Olimpíadas de 1936, se consideraban trabajos innovadores, magistrales y épicos. Pero después de la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial, Riefenstahl fue tomada prisionera por sus contribuciones a favor del nazismo.

Riefenstahl dirige Triunfo de la Voluntad, protagonizada por las principales figuras del Partido Nazi, 1934

Aunque se descubrió que no era un miembro oficial del partido Nazi y fue liberada, la asociación de Riefenstahl con Hitler y el Tercer Reich destruyó su carrera. No obstante, Riefenstahl siguió produciendo películas y documentales hasta su muerte, que dieron como resultado importantes trabajos como un libro de fotografías, «The Last of the Nuba», y una película marina, «Impressionen unter Wasser» o Impresiones Submarinas. Riefenstahl murió el 8 de septiembre de 2003 de complicaciones debido al cáncer.

Después de su muerte, fue reconocida como una elogiada pionera de las técnicas fotográficas y cinematográficas, la madre de los documentales, y la mejor realizadora del siglo XX.

 

Culturizando.com y La Digital Radio Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.