El argentino acelera su puesta a punto e intenta ponerse al día con el resto. Busquets, Griezmann y Lenglet también fueron a entrenar según informó GOL.

En un detalle de esa política de gestos que ‘acercan’ al Barça y a Messi en los últimos días, el argentino se ha presentado este jueves por la mañana para entrenarse en la Ciutat Esportiva pese a que Koeman había dado fiesta a la plantilla. Messi, que se perdió toda la semana pasada de entrenamientos, intenta así ponerse al día cuanto antes con el resto de la plantilla y acelera su puesta a punto porque el comienzo de LaLiga para el Barça está a poco más de dos semanas y el calendario es exigente.

Además de Messi, y según informó el periodista Alex Pintanel de GOL, Busquets, Griezmann y Lenglet también se ejercitaron. El primero ha estado con la Selección española. Los dos últimos jugaron este martes con Francia ante Croacia.

Existe la sensación de que en el Barça puede estar implantándose una nueva cultura del esfuerzo. En las últimas temporadas se ha censurado la laxitud de los entrenadores con el equipo, que ha trabajado poco tiempo a diario. Pese a ser un vestuario con fama de profesional, sí se habían instalado ciertos vicios de comodidad que estaban pesando en la competición. Koeman quiere apretar las tuercas a la plantilla y, una vez perdida su condición de equipo hegemónico, los jugadores dan la sensación de aceptarlo. Messi, con muchas cosas que decir después de su amago de marcha, es el mejor ejemplo.

Fuente: As.com