Breaking News

Corte Suprema USA

Posible nombramiento de nuevo juez en La Corte Suprema de EEUU

0 0

La muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg, el viernes 18 de septiembre de 2020, plantea la posibilidad de una mayoría conservadora en el más alto tribunal de la nación.

WASHINGTON D.C. – Con la muerte de la jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos, Ruth Bader Ginsburg, el viernes 18 de septiembre de 2020, se trazaron líneas de batalla en el panorama político estadounidense por su reemplazo.

La muerte de Ginsburg  silenció la voz liberal más conocida del alto tribunal y planteó la posibilidad de una mayoría conservadora de 6-3 en el estrado.

La vacante se produjo semanas antes de las elecciones generales del 3 de noviembre, que decidirán si el presidente Donald Trump obtiene un segundo mandato y qué partido controlará las cámaras del Congreso. Cómo y cuándo se llene la vacante tendrá un impacto político inmediato y podría dejar una huella permanente en cómo funciona el Senado y se gobierna Estados Unidos.

 

La fallecida jueza de la Suprema Corte de EE. UU., Ruth Bader Ginsburg, sonríe durante una sesión de la Conferencia de Mujeres en Long Beach, California, el 14 de julio de 2020

Los conservadores, ansiosos ante la perspectiva de un tercer juez de la corte suprema nominado por Trump, aplaudieron la promesa del líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, el viernes por la noche, de que la eventual elección de Trump “recibirá una votación en el Senado de Estados Unidos”. No ofreció una fecha.

‘No deben flaquear'”

El presidente Trump y los republicanos del Senado han trabajado arduamente para revertir décadas de activismo liberal en nuestro sistema judicial y no deberían flaquear ahora”, dijo el brazo político de la Fundación Heritage, con sede en Washington, Heritage Action, en un comunicado. “Los republicanos deben ejercer el poder de confirmación que los votantes les han confiado [.]”

Los grupos liberales y demócratas, mientras tanto, se preparaban para la batalla.

“Nunca he visto hipocresía política a este nivel [magnitud]”, dijo el veterano senador demócrata de Vermont Patrick Leahy en NPR, y señaló que en 2016 McConnell se negó a permitir que se considerara al candidato final a la Corte Suprema del expresidente Barack Obama, Merrick Garland, argumentando que las vacantes de los tribunales superiores deben dejarse sin cubrir durante un año electoral para que el pueblo estadounidense pueda opinar sobre la elección.

“Esto es un cambio radical, es pura política”, dijo Leahy, miembro del Comité Judicial del Senado. “Va a manchar la Corte Suprema”.

El senador demócrata por Vermont, Patrick Leahy, miembro de la Comisión Judicial, durante una sesión en el Senado, el 14 de abril de 2020.

Leahy y otros demócratas escribieron una carta al presidente del comité, el republicano de Carolina del Sur Lindsey Graham, diciendo: “No puede haber un conjunto de reglas para un presidente republicano y otro para un presidente demócrata, y considerar a un nominado antes de la próxima inauguración sería totalmente inapropiado”.

Por su parte, Graham rechazó tales llamadas y señaló que en 2013 los demócratas cambiaron las reglas del Senado para acelerar la confirmación de los nominados judiciales de Obama y trataron sin éxito de bloquear al segundo nominado de Trump a la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, cuya confirmación en 2018 se vio enturbiada por una acusación mala conducta sexual.

“A la luz de estos dos eventos, apoyaré a @realDonaldTrump en cualquier esfuerzo por avanzar con respecto a la reciente vacante [de la Corte Suprema]”, tuiteó Graham.

Los republicanos tienen una mayoría en el Senado de 53-47 y pueden permitirse tres deserciones de sus filas y aún así confirmar un nominado con una mayoría simple, con el vicepresidente Mike Pence rompiendo un posible empate de 50-50.

El senador republicano por Carolina del Sur, Lindsey Graham, presidente de la Comisión Judicial, durante una audiencia en el Senado, e 3 de junio de 2020.

Susan Collins, una senadora republicana de Maine, se opone al voto del Senado por el candidato de Trump. Collins publicó un comunicado en su cuenta de Twitter el sábado, diciendo “debemos actuar de manera justa y coherente, sin importar qué partido político esté en el poder. . . No creo que el Senado deba votar sobre el candidato antes de la elección. . . la decisión sobre un nombramiento vitalicio para la Corte Suprema debe ser tomada por el presidente, quien es elegido el 3 de noviembre”. La senadora republicana de Alaska Lisa Murkowski ha dicho que no votaría por una elección de la Corte Suprema antes de las elecciones. Otros pueden o no seguir su ejemplo.

La pelea que se avecina agregó incertidumbre y suspenso a una temporada electoral que ya está repleta de ambos. Los observadores políticos reflexionaron sobre cómo una vacante en un tribunal superior puede impulsar la participación de votantes en beneficio de cualquiera de los partidos políticos. Algunos argumentaron en contra de sacar conclusiones precipitadas.

‘No es claro’

“En un mundo de escasa mayoría y pocos votantes persuadibles, no está claro que sepamos cómo una controvertida batalla de confirmación de SCOTUS antes de noviembre afectaría las elecciones al Senado y el control de la cámara”, escribió la analista política de Brookings Institution Sarah Binder en Twitter.

Ya sea que Trump tenga éxito en llenar la vacante de la corte superior, el mero esfuerzo parece estar fortaleciendo la determinación de los demócratas de cambiar la forma en que funciona Washington en caso de que obtengan el control del Senado el próximo año.

Durante meses, muchos demócratas han manifestado su deseo de eliminar el obstruccionismo que requiere el consentimiento de tres quintas partes para que la mayoría de la legislación avance en la cámara.

Al tuitear poco después de la declaración de McConnell respaldando a un eventual candidato a la Corte Suprema de Trump, el senador demócrata de Hawái, Brian Schatz, dijo: “Va a ser muy difícil después de la violencia procesal que Mitch McConnell ha infligido al Senado y al país para que alguien nos justifique jugar suave el próximo año solo para satisfacer a los expertos. Debemos usar el poder que los votantes nos dan para lograr el cambio que prometemos”.

Además, algunos demócratas han sugerido ampliar el número de escaños en la Corte Suprema de nueve a 11 si obtienen el control de la cámara.

Los republicanos sostienen que la furia de los demócratas no es justificada y que 2020 no se parece en nada a 2016, cuando se bloqueó la consideración de Garland. El Senado y la Casa Blanca estaban controlados por diferentes partidos políticos en ese momento.

“Por el contrario, los estadounidenses reelegieron nuestra mayoría [republicana] en 2016 y la expandimos en 2018 porque nos comprometimos a trabajar con el presidente Trump y apoyar su agenda, en particular sus destacados nombramientos para el poder judicial federal”, dijo McConnell en la declaración del viernes.

Las acusaciones y recriminaciones desde la muerte de Ginsburg son los últimos ejemplos de tácticas partidistas en aumento que han transformado el proceso de confirmación judicial de lo que alguna vez fue un esfuerzo mayoritariamente bipartidista en una pelea casi constante.

Audiencias de Bork, nominados de Obama

Los republicanos se indignaron cuando los demócratas se unieron para oponerse al ultraconservador candidato a la Corte Suprema del expresidente Ronald Reagan, Robert Bork, en 1987. 

Los demócratas gritaron faltas de 2009 a 2013 cuando los republicanos desaceleraron drásticamente la consideración de los candidatos judiciales de Obama, lo que llevó a los demócratas a cambiar las reglas del Senado y eliminar el obstruccionismo para todos menos los nominados al tribunal superior. 

Los republicanos fueron un paso más allá y eliminaron el obstruccionismo para todos los nominados en 2017.

Hoy, dicen los analistas, Estados Unidos se encuentra en un territorio inexplorado mientras la nación lidia con una vacante de la Corte Suprema semanas antes de las elecciones generales.

“Rara vez tenemos estas situaciones en las que alguien fallece y deja una vacante la corte, justo antes de una elección”, dijo la directora de estudios presidenciales de la Universidad de Virginia, Barbara Perry, quien describió la situación como sin precedentes en los tiempos modernos.

“Entonces, tendremos que estar atentos para ver qué sucede”, agregó.

Fuente: Voz de América

About Post Author

Staff La Digital Radio Venezuela

Somos un medio informativo 100 % online e interactivo con alcance en toda iberoamérica. Publicidad: ladigitalradiovenezuela@gmail.com
Happy
0 %
Sad
0 %
Excited
0 %
Sleppy
0 %
Angry
0 %
Surprise
0 %
Scroll UpScroll Up
es_VEEspañol de Venezuela