La gente que tiene citas o que “liga” debe tratar de minimizar los contactos cercanos, pero ¿cómo hacerlo?

Por Tara Parker-Pope | The New York Times

La vida de la pandemia es difícil para todos. Pero para las personas solteras, la posibilidad de salir y tener sexo —mientras practican el distanciamiento social con el fin de evitar una enfermedad respiratoria posiblemente mortal— parece imposible.

¿Cómo tener citas sin tocarse ni besarse? ¿Cómo tener sexo sin respirarle en la cara a tu pareja y ponerse los dos en riesgo?

“He pasado al menos dos meses sin tener sexo ni ningún otro contacto físico, lo que, incluso a mis más de 50 años, es un periodo largo”, dijo un hombre de Austin, quien pidió no ser nombrado para proteger su privacidad.

“Mi única incursión hacia el exterior ha sido para pasear a los perros y resolver uno que otro pendiente, por el amor de Dios. Tener citas parece una posibilidad aún más remota”.

Cuando el hombre, que es una persona homosexual, planteó el problema en su grupo de terapia en línea, le sorprendió la respuesta compasiva. “En general, la gente me apoyó, pues es evidente que necesitamos el contacto, tener citas y sexo”, comentó.

El hecho de que el tema no se hubiera mencionado antes “reveló de cierta manera lo inhumana que es la pandemia”.

Algunas agencias de salud pública han ofrecido consejos para tener citas y sexo durante la pandemia, pero el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York ha actualizado recientemente su cartilla informativa sobre sexo seguro y covid-19 con consejos descriptivos y más detallados. Los nuevos lineamientos aún dicen: “Tú eres tu pareja sexual más segura” y “la siguiente pareja más segura” es alguien que viva en tu hogar.

Sin embargo, el lineamiento también reconoce que no todos tienen acceso a una pareja sexual exclusiva en casa. La gente que tiene citas o que “liga” debe tratar de minimizar los contactos cercanos. El sexo seguro durante la crisis de covid-19 también implica usar cubrebocas y evitar los besos. “La respiración intensa y los jadeos pueden propagar el virus aún más”, señala.

Mediante un comentario reciente, investigadores de la Universidad de Harvard también recomendaron que las personas usen cubrebocas durante el sexo con alguien que no viva en su hogar.

Los lineamientos de la ciudad de Nueva York desalientan el sexo grupal. Pero dan consejos para quienes decidan buscar un grupo de personas. “Elige espacios más grandes, más abiertos y ventilados”, señala.

Las personas deben tratar de encontrar alternativas creativas al sexo tradicional, como juguetes sexuales, masturbarse juntos y fiestas sensuales en Zoom, o podrían tratar de “agregar un poco de perversión”, señalan los lineamientos, y sugieren, entre otras cosas, que la gente puede evitar el contacto cercano teniendo sexo a través de agujeros en las paredes u otras barreras.

“Sean creativos con posiciones sexuales y barreras físicas, como las paredes, que permiten el contacto sexual y, a la vez, previenen el contacto cercano cara a cara”.

El lenguaje resulta sorprendentemente directo porque así debe ser, dijo Demetre Daskalakis, comisionado adjunto para el control de enfermedades del Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad de Nueva York.

“Nuestro departamento de salud tiene un historial muy sólido de mostrarse como una institución con una postura positiva respecto del sexo”, comentó Daskalakis.

“La abstinencia durante toda la pandemia no funcionará. Solemos darles recomendaciones realistas a las personas. No hay razón por la que nuestra postura en la pandemia deba ser distinta”.

Daskalakis dijo que los lineamientos actualizados se añaden a los existentes en torno al sexo seguro con el fin de reducir el riesgo de las enfermedades de transmisión sexual, y que son una respuesta a los cientos de preguntas que están haciendo los ciudadanos neoyorquinos. Las nuevas reglas también les aconsejan a las personas que decidan encontrarse hacerse pruebas de coronavirus cada mes, o a los cinco o siete días de un encuentro sexual. Advierten que un caso confirmado o una prueba positiva de anticuerpos no es una prueba definitiva de que eres inmune a volver a infectarte. Daskalakis dijo que el tono de los lineamientos actualizados se inspiró en un panfleto de 1983, escrito durante el inicio de la crisis del sida, titulado “Cómo tener sexo durante una epidemia”, que resultó pionero en las estrategias de salud pública para reducir daños y tener sexo más seguro.

“No puedes pedirles a las personas que dejen de ser humanas”, afirmó David Lauterstein, fundador de la marca de ropa para caballero Nasty Pig en Nueva York y líder de la comunidad LGBTQ que ayudó con el concepto de los lineamientos. “Las personas tendrán sexo. Si no están informadas, tomarán malas decisiones”.

Aunque los nuevos lineamientos le dan a la gente consejos detallados sobre el sexo seguro, muchas personas solteras dicen que es difícil imaginar que incluso llegan al momento de tener sexo debido a los límites impuestos por el distanciamiento social y los desafíos de confiar en que las demás personas están tomando las precauciones necesarias.

Wendy Worthington, de 45 años, que vive en St. George, Utah, tenía la esperanza de mantenerse conectada a través de los servicios de citas en línea durante la pandemia. Se emocionó al conocer a alguien en una aplicación de citas, pero, después de algunas conversaciones prometedoras e ingeniosas de su parte, expresó preocupación de conocerlo en persona durante las primeras fases de la crisis. El hombre la bloqueó de inmediato.

“Cuando eso ocurrió, me di cuenta de que no todos iban a abordar la situación como yo ni tomársela tan en serio como yo”, comentó. “La mayoría de las personas se mostraban demasiado despreocupadas al respecto. Me di cuenta de que tener citas sería una práctica inútil”.

Worthington dice que no espera tener citas de nuevo durante algún tiempo. “Ahora ni siquiera nos preocupan tanto las enfermedades de transmisión sexual, sino que las personas no te tosan encima”, comentó. “De por sí es difícil tener citas, y ahora lo es más, porque pensamos que las personas no están tomando las precauciones necesarias. Por eso, estoy poniendo toda mi energía en proyectos caseros”.

Julia Marcus, epidemióloga especialista en enfermedades infecciosas y profesora adjunta del Departamento de Medicina de la Población de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, dijo que los lineamientos para las personas solteras que quieren tener citas son prácticamente los mismos que se ofrecen a las personas que tienen pareja: practiquen el distanciamiento social, socialicen y coman al aire libre y reduzcan su número total de contactos con el fin de minimizar el riesgo.

No obstante, las personas solteras tienen el desafío adicional de minimizar el riesgo mientras intentan tener citas. Aunque no hay una fórmula que señale cuántas citas con personas distintas son seguras, intenta reducir tus demás contactos —como cuando vas de compras o asistes a eventos laborales— si quieres expandir tu círculo para incluir citas. Cualquiera que tenga citas debe ser consciente del riesgo personal del coronavirus y del riesgo que eso plantea a las otras personas de su círculo, como los padres y los abuelos.

“Cuantas más citas tengas, mayor será el riesgo”, comentó Marcus.

Si conoces a alguien por quien valga la pena quitarte el cubrebocas, hablen de cómo viven su vida cotidiana. ¿Cuántos contactos tienen? ¿Viven con varios compañeros de departamento? ¿O tienen abuelos que ven con frecuencia, lo cual requeriría que tomen precauciones adicionales si tienen intimidad?

“Ahora debes tener esas conversaciones antes de compartir caricias con una persona”, dijo Marcus. “Básicamente debes tener una conversación de sexo seguro antes de besar a alguien”.

En los Países Bajos, los funcionarios de salud pública aconsejaron que los solteros confinados busquen a un “seksbuddy”, es decir, una persona de confianza con la que tengan una relación sexual exclusiva aunque no tengan la posibilidad de tener una relación a largo plazo.

Una mujer de 47 años de Fayetteville, Arkansas, que pidió que no se publicara su nombre, dijo que tiene sexo ocasional con un amigo de confianza, aunque ha seguido tratando de tener citas durante la pandemia. “Tengo contacto físico y sexo con alguien. Sentimos cariño el uno por el otro, pero no es amor”, comentó. “Es más difícil tener citas porque todo está cerrado. El impulso de tener citas no es tan intenso porque es menos conveniente”.

Algunos expertos en relaciones dicen que, además de los desafíos evidentes, la pandemia plantea una oportunidad única de fomentar conexiones más profundas con otras personas porque estamos obligados a lentificar el proceso de las citas.

“Eso saca a las personas de esa cultura de conocer al siguiente, la cultura del ligue y hace que vuelvan a definir qué están buscando”, comentó Ken Page, psicoterapeuta y cofundador de DeeperDating.com. “Este es el momento de generar nuevas habilidades de intimidad, algo que muchos de nosotros necesitamos desesperadamente, pero no teníamos porque nos faltaba el tiempo”.

A pesar de los desafíos, incluyendo las conversaciones incómodas y la necesidad de usar cubrebocas, comenzar una nueva relación durante una pandemia es posible. Sam Goldman, de 28 años, director financiero de una compañía de medios de Boston, se había resignado a renunciar a las citas al menos durante el resto del año. Sin embargo, por casualidad conoció en la aplicación de citas Hinge a una mujer que se había mudado a la ciudad para vivir con sus padres durante la pandemia. La pareja se envió mensajes de texto, habló por FaceTime y después decidió reunirse en un día de campo. Usaron cubrebocas mientras se dirigían al parque, mantuvieron su distancia y hablaron durante cinco horas. Acordaron que un abrazo para despedirse sería la opción más segura.

“No creo que hubiera optado por un día de campo para una primera cita”, dijo Goldman, pero “terminó siendo muy divertido. Ella mencionó que le encanta jugar tenis, así que le dije que jugáramos tenis en la segunda cita. Antes, definitivamente no habría hecho eso”.

Goldman vive solo, aunque la mujer con la que sale vive con sus padres, así que ha tratado de ser más cuidadoso y ha tomado precauciones como el distanciamiento social, mantener una distancia de 2 metros y limitar los contactos para proteger a la mujer y a su familia. Dice que espera que su experiencia les dé a otras personas la esperanza de que es posible explorar nuevas relaciones a pesar de la pandemia.

“He tenido amigos que tienen problemas con las citas durante la pandemia del coronavirus”, comentó. “Y ahora yo estoy en medio de lo que parece ser una nueva relación que está progresando y funcionando”.

Tomado de www.elnacional.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.