El presidente Donald Trump firmó un decreto que obligaba al grupo de China a vender las actividades en Estados Unidos antes del 15 de septiembre.

Microsoft informó este domingo (13.09.2020) en un comunicado que la empresa Bytedance rechazó su propuesta de compra de las operaciones de la versión estadounidense de la popular aplicación china de videos TikTok y todo apunta a que Oracle adquiriría la plataforma en ese país norteamericano. 

“ByteDance nos hizo saber hoy que no venderá las operaciones estadounidenses de TikTok a Microsoft. Estamos convencidos de que nuestra propuesta habría sido buena para los usuarios de TikTok, a la vez que se protegían los intereses de la seguridad nacional”, informó Microsoft en un comunicado. 

Sin embargo, varios medios informaron más tarde que el gigante estadounidense del software Oracle ganó la puja por las operaciones en EE.UU. de TikTok, lo que permitirá que la popular red social siga funcionando en el país. 

Según adelanta el diario The Wall Street Journal, se espera que pronto se confirme que Oracle fue seleccionado como el “socio tecnológico confiable” de TikTok en Estados Unidos, en un acuerdo que no estará estructurado como una venta propiamente dicha de las operaciones de la aplicación.

El presidente estadounidense, Donald Trump, había dado a ByteDance un plazo que caduca este 15 de septiembre para vender sus operaciones en EE.UU. a una empresa local o abandonar el país.

La Casa Blanca considera a TikTok una amenaza para la seguridad nacional por ser propiedad de una compañía china, mientras que ByteDance ha rechazado las acusaciones estadounidenses de que compartiría información de los usuarios estadounidenses con el Gobierno chino.

Oracle tiene lazos estrechos con la Casa Blanca

Trump ya mostró en agosto su interés en que Oracle, que mantiene lazos estrechos con la Casa Blanca, se hiciera cargo de las operaciones de TikTok en Estados Unidos.

TikTok, que en EE.UU. tiene más de 80 millones de usuarios, es una de las redes sociales que más creció en los últimos años, donde se convirtió en el principal entretenimiento para muchos adolescentes y un canal de márketing para importantes celebridades. 

El Ministerio de Asunto Exteriores de China ya dejó claro que se oponía a la venta forzada de TikTok, una operación que en su opinión violaría los principios de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

De hecho, el Gobierno chino ve la intención de vender TikTok como un capítulo más de la guerra comercial entre Pekín y Washington, que intenta contener el cada vez mayor poderío tecnológico del gigante asiático, que ya vio cómo la firma de telecomunicaciones Huawei tuvo que enfrentarse a restricciones, así como la popular red social WeChat, propiedad del conglomerado digital Tencent.

mg (afp, efe, AP, Reuters)
Tomado de DW.DE