Breaking News

Tour de Francia

Conozca el recorrido del Tour de Francia 2020

0 0

La edición 107 del Tour de Francia partirá de Niza el sábado 29 de agosto para terminar en París el 20 de septiembre después de 21 etapas y un recorrido total de 3.470 km en carreteras francesas.

Nueve etapas planas, ocho de montaña con cuatro llegadas en alto y una contrarreloj individual. Bienvenidos al detalle de la ‘Grande Boucle’, la carrera ciclista más importante del mundo:

Etapa 1: Sábado 29 de agosto. Niza-Niza. 156 km. Plana.

Una primera etapa plana que empieza y termina en Niza. Debería favorecer a los velocistas que tendrán pocas oportunidades de llevarse la victoria durante las tres semanas siguientes.

El recorrido consiste en tres vueltas de un circuito que arranca a orillas del mar Mediterráneo hasta las afueras de la ciudad, escalando dos veces una subida de tercera categoría: la Côte de Rimiez (5,8 km, al 5,1%). Los 20 últimos kilómetros son planos y la etapa termina en una recta de 5 km en la famosa Promenade des Anglais, perfecta para un embalaje masivo

Etapa 2: Domingo 30 de agosto. Niza-Niza. 186 km. Montaña. 

Misma salida y llegada desde el centro de Niza pero un perfil totalmente diferente. Sin transición, los ciclistas afrontan desde el segundo día la alta montaña. Una etapa que pone a prueba a los favoritos. El recorrido presenta mucho desnivel ya que los corredores pasan del nivel del mar, a 1607 metros de altura antes de volver a Niza.

La etapa está marcada por tres premios de montaña: al kilómetro 63,5 el Col de la Colmiane (primera categoría, 16,3 km, 6,3%), seguido del Col de Turini (primera categoría, 14,9 km al 7,4%) y el espectacular col d’Eze de segunda categoría (7,8 km al 6,1%) situado a 31 km de la meta. Un perfil que podría favorecer una eventual fuga pero que los favoritos a la general deberían librar en las primeras peleas. Si el Tour no se gana hoy, sí pueden perderse segundos importantes. Sobre todo teniendo en cuenta que la organización puso bonificaciones de 8, 5 y 2 segundos para los tres primeros corredores que crucen el Col des Quatre Chemins, a 9 km de la meta.   

Etapa 3: Lunes 31 de agosto. Niza-Sisteron. 198 km. Plana. 

Los corredores abandonan el Mediterráneo en dirección norte y hacia los Alpes. El recorrido sigue la bonita Ruta Napoleón que lleva a cuatro premios de montaña (tres de tercera categoría y uno de cuarta). Un perfil que debe dar ideas a los corredores que buscan escaparse del pelotón y sueñan con una victoria en solitario. Pero los últimos 45 kilómetros son planos y los equipos de esprínteres deberían aprovechar este terreno para acabar con los sueños de los fugados. La llegada en la bella ciudadela de Sisteron promete imágenes espectaculares.     

Etapa 4. Martes 1 de septiembre. Sisteron-Orcières-Merlette. 160,5 km. Media montaña.

Una particularidad de la edición 2020 del Tour: el pelotón hace una incursión en los Alpes desde la cuarta etapa con una primera llegada en alto. Cinco premios de montaña adornan el recorrido (tres de tercera categoría, uno de cuarta categoría y el último de primera categoría). Aunque los organizadores no califican esta etapa de “montaña” sino de “accidentada”, la llegada en alto a Orcières-Merlette (1825 m de altura, primera categoría, 7,1 km al 6,7%) debería dar las primeras indicaciones sobre el estado de los favoritos y quizás perjudicar a unos líderes para la general.

Etapa 5: Miércoles 2 de septiembre. Gap-Privas. 183 km. Plana. 

Una etapa que podría ser considerada como de transición y que debería desarrollarse a alta velocidad con un recorrido en su mayoría en descenso. Una fuga debería formarse pero podría tener dificultades para resistir al regreso del pelotón. El segundo premio de montaña del día, la Côte de Saint-Vincent-de-Barrès (cuarta categoría, 2,7k m al 4,2%) a 15 km de la meta podría ser aprovechado para lanzar un contraataque. Si los equipos de velocistas no logran controlar el pelotón, los últimos kilómetros en leve subida podrían favorecer a corredores como Wout Van Aert, Peter Sagan, Julian Alaphilippe o Greg Van Avermaet.  

Etapa 6: Jueves 3 de septiembre. Le Teil-Mont Aigoual. 191 km. Media Montaña. 

Los corredores dejan las riberas del río Rhône, a 132 m de altura, para una etapa plana durante 146 km. Los siguientes y últimos 45 kilómetros, con tres premios de montaña, deberían dar la oportunidad a los favoritos de explicarse. Los 11,7 km al 7,3% de ascensión al inédito Col de la Lusette (primera categoría) con pasajes al 11% prometen de ser el momento decisivo de la etapa. Además, la oportunidad de bonificaciones (8, 5 y 2 segundos) en la cima de este mismo alto podría ofrecer una batalla entre favoritos. La subida final al Mont Aigoual es más suave (8,3 km al 4%).   

Etapa 7: Viernes 4 de septiembre. Millau-Lavaur. 168 km. Plana. 

Una etapa de transición antes de llegar a los Pirineos pero no tan plana. Una vez cruzado el impresionante viaducto de Millau, los ciclistas encuentran la Côte de Luzençon, subida de tercera categoría (3,1 km al 6,1%). Los tres premios de montaña en la primera mitad del recorrido ofrecen un terreno perfecto a los aventureros para desarrollar una fuga de largo aliento. Pero los sueños de victoria de los fugados tienen pocas esperanzas de sobrevivir a la parte final de esta etapa. Los últimos 44 kilómetros entre Castres y la llegada a Lavaur son planos y deberían permitir a los equipos de esprínteres alcanzar a la fuga.

Etapa 8: Sábado 5 de septiembre. Cazères-sur-Garonne-Loudenvielle. 141 km. Montaña. 

Bienvenidos a los Pirineos. Las cosas serias empiezan realmente hoy con esta primera etapa en los altos de los Pirineos. Si los favoritos no se manifiestan en el Col de Menté (primera categoría, 6,9 km al 8,1%), primera dificultad del día, no podrán esconderse en los 11,7 km de ascensión del Port de Balès (7,7%, fuera de categoría), seguido del Col de Peyresourde a 11,5 km de la meta (9,7 km al 7,6%) y que ofrece bonificaciones de 8, 5 y 2 segundos. La etapa se termina en descenso hasta Loudenvielle. 

Etapa 9: Domingo 6 de septiembre. Pau-Laruns. 153 km. Montaña. 

Segunda etapa en los Pirineos con cuatro premios de montaña que podría favorecer a unos corredores fugados que no peleen por la general. Después de 50 kilómetros planos, el pelotón comienza a subir la primera dificultad de la jornada, el Col de la Hourcière (11,1 km al 8,8%, 1era categoría) seguido del Col de Soudet de tercera categoría. Los favoritos podrían esperar la última subida del día para explicarse en el exigente Col de Marie Blanque (7,7 km al 8,6%) con trayectos a 13,6%. Este alto ofrece bonificaciones de 8, 5 y 2 segundos a los tres primeros corredores. Pero los 18 km en descenso y el final en el plano podrían limitar las diferencias.

Merecido día de descanso: Lunes 7 de septiembre.  

Etapa 10: Martes 8 de septiembre. Île d’Oléron-Île de Ré. 168,5 km. Plana. 

Después del primer día de descanso, los corredores se ofrecen un camino entre dos islas del Atlántico francés. La etapa, la más plana del Tour, no será una jornada de vacaciones. Podría generar trampas y sorprender a favoritos que no estén atentos. El viento es el invitado especial de esta región costera. En varios momentos del recorrido los temidos abanicos podrían complicar el día de los favoritos para la clasificación general, así como el de los velocistas que quieran disputar la victoria de etapa.

Etapa 11: Miércoles 9 de septiembre. Châtelaillon-Plage-Poitiers. 167,5 km. Plana. 

Otra etapa plana que sale de la costa Atlántica y que debería ser una carreta llevada a alta velocidad. La pequeña subida de cuarta categoría en la mitad del recorrido (la Côte de Cherveux, 1,1 km al 4,4%) no debería retrasar al pelotón. La llegada a Poitiers está designada para un embalaje masivo. Serán puntos importantes para la carrera al Maillot Verde de mejor esprínter ya que los velocistas no tendrán muchas más oportunidades antes de la etapa parisina en los Campos Elíseos.

Etapa 12: Jueves 10 de septiembre. Chauvigny-Sarran. 218 km. Montañosa. 

La etapa más larga de esta edición del Tour promete ser animada por un perfil de media montaña (“accidentada” según la descripción de los organizadores). Con cuatro subidas cortas, la etapa ofrece oportunidades para los cazadores de victoria de etapa. La última dificultad del día: le Suc au May situada a 25 km de la meta (3,8 km a 7,7%, segunda categoría), además de ofrecer bonificaciones es el terreno perfecto para un ataque en solitario. Y los últimos kilómetros en leve subida hasta la línea podrían convenir a corredores del perfil de Julian Alaphilippe y Wout Van Aert. 

Etapa 13. Viernes 11 de septiembre. Châtel-Guyon-Puy Mary. 191,5 km. Montaña.

Una etapa de montaña exigente en esta región central de Francia, el Massif central (Macizo central). Terreno menos conocido que los Alpes o los Pirineos pero que presenta ascensiones de primer nivel. Es la etapa con más desnivel de este Tour 2020 (4400 m en total).

Con siete premios de montaña, el pelotón va a pasar todo el día subiendo y bajando. El primer ascenso, el Col de Ceyssat (10,2 km al 6,1%, primera categoría) empieza desde el kilómetro 25. Las dos últimas dificultades del día, el Col de Neronne (3,8 km a 9,1%, segunda categoría, con bonificaciones) y la llegada en el alto de Puy Mary (5,4 km a 8,1%) son las más difíciles con algunos kilómetros que superan los 10% y un pasaje del Puy Mary al 15%. 

Etapa 14: Sábado 12 de septiembre. Clermont-Ferrand-Lyon. 194 km. Plana.

Oficialmente una etapa plana, pero una mirada al perfil viene a matizar esta denominación. Cinco premios de montaña para una etapa supuestamente plana; hemos visto terreno más favorable para los velocistas. Las dos subidas de cuarta categoría, la Côte de la Duchère y la Côte de la Croix-Rousse, una vez entrando en Lyon y a menos de 10 km de la meta, son perfectas para ataques o para permitir a fugados resistir al regreso del pelotón.

Etapa 15: Domingo 13 de septiembre. Lyon-Grand-Colombier. 174,5 km. Montaña.

El Tour toma la dirección de la alta montaña. La batalla para la clasificación general se jugará en parte durante esta etapa. El recorrido está dividido en dos mitades con perfiles totalmente diferentes. Los 100 primeros kilómetros son planos. Los siguientes 75 son de pura montaña con tres difíciles premios. El primero, la subida de la Montée de la Selle de Fromentel (primera categoría, 11,1 km al 8,1%) ¡Con desniveles que superan el 20%! Está seguido por el Col de la Biche, también de primera categoría (6,9 km al 8,9%). El podio final del Tour podría empezar a designarse en los 17,4 km de ascenso final al Grand Colombier, clasificado “fuera de categoría” (7,1%).

Segundo día de descanso: Lunes 14 de septiembre. Clave para la recuperación antes las tres próximas etapas de montaña. 

Etapa 16: Martes 15 de septiembre. La Tour du Pin-Villard-de-Lans. 164 km. Montaña. 

Entramos en la semana decisiva con una etapa de montaña favorable para los aventureros que buscan una victoria de etapa. La segunda dificultad del día, el Col de la Porte (7,4 km a 6,8%, segunda categoría) fue teatro de una victoria contundente de Primoz Roglic en agosto pasado durante el Critérium du Dauphiné.

Pero esta vez este alto está situado a 97,5 km de la meta. Los favoritos podrían esperar la subida a Saint-Nizier-du-Moucherotte (11,1 km al 6,5%, primera categoría) que conduce a la estación de esquí de Villard-de-Lans para explicarse. Otro escenario posible: los líderes prefieren quedarse en posición de observación para guardar fuerzas en previsión de los últimos días.

Etapa 17: Miércoles 16 de septiembre. Grenoble-Méribel-Col de la Loze. 170 km. Montaña.

La etapa reina del Tour con dos premios de montaña fuera de categoría. La victoria final en el Tour se puede determinar durante el ascenso del famoso Col de la Madeleine (17,1 km al 8,4%) y la subida final de 21,5 km (7,8%) para llegar a la estación de esquí de Méribel, vía a la inédita subida al Col de la Loze. Un final de etapa a 2304 metros de altura con pendientes de 20% que podría convenir a los escarabajos colombianos como Egan Bernal y Nairo Quintana.   

Etapa 18: Jueves 17 de septiembre. Méribel-La Roche sur Foron. 167,5 km. Montaña.

La última etapa de montaña de este Tour 2020 que podría modificar o confirmar la clasificación general con cuatro premios de montaña. El primero, el Col de Roselend, con sus 18,6 km de subida es el más largo del día pero no el más difícil (primera categoría, 6,1%). Siguen el Col des Saisies (14 km al 7%, segunda categoría) y el Col des Aravis (6,7 km al 7%, 1era categoría) antes de la  subida al Plateau des Glières (fuera de categoría). Una ascensión corta (6 km) pero difícil con su porcentaje promedio del 11,2% seguida de dos kilómetros en camino de tierra hasta llegar al Col des Glières. La etapa se termina en descenso. 

Etapa 19: Viernes 18 de septiembre. Bourg-en-Bresse-Champagnolle. 166,5 km. Plana. 

Una etapa con un perfil no tan plano pero que no presenta mayor dificultad con solamente la Côte de Château-Chalon de cuarta categoría (4,3 km al 4,7%) al kilómetro 82. Es la última oportunidad para los aventureros del pelotón de intentar llevarse una etapa. Victoria que seguramente buscarán también los equipos de los esprínteres que habrán sobrevivido a las tres etapas de montaña en los Alpes.

Etapa 20: Sábado 19 de septiembre. Lure-La Planche des belles filles. 36,2 km. Contrarreloj individual.

Si la general no está decidida a estas alturas, esta contrarreloj será el momento decisivo para determinar las posiciones. Los 30 primeros kilómetros son planos con una leve inclinación. En esta primera parte los ciclistas andarán con la bicicleta de crono antes de cambiar de máquina para terminar la etapa.

Los 6 kilómetros de subida a la Planche des Belles Filles con un desnivel medio del 8,5% serán una cronoescalada muy exigente. Un recorrido que conoce perfectamente uno de los favoritos a la victoria final, el francés Thibaut Pinot, que vive cerca. Pero los especialistas de la contrarreloj del Jumbo-Visma como Primoz Roglic y Tom Dumoulin son serios candidatos a la victoria de etapa y al podio final en París.

Etapa 21: Domingo 20 de septiembre. Mantes-la-Jolie-Paris Campos Eliseos. 122 km. Plana. 

La etapa final del Tour inicia tradicionalmente con una copa de champagne para el ganador de la general y se termina en los Campos Elíseos. El pelotón estará feliz de haber terminado los 3.470 km de carrera. Pero los equipos de esprínters trabajarán hasta los últimos metros para llevarse esta victoria de prestigio en la famosa avenida parisina. 

Con información de France24.com

About Post Author

Staff La Digital Radio Venezuela

Somos un medio informativo 100 % online e interactivo con alcance en toda iberoamérica. Publicidad: ladigitalradiovenezuela@gmail.com
Happy
0 %
Sad
0 %
Excited
0 %
Sleppy
0 %
Angry
0 %
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll UpScroll Up
es_VEEspañol de Venezuela